Reglas de oro en el transporte del fango seco

El dpto. Técnico de Albosa elabora un documento que recoge las recomendaciones a considerar en el transporte del fango deshidratado.

La introducción del bombeo por tubería forzada del fango procedente de los sistemas mecánicos de deshidratación, en las plantas de depuración de aguas, se llevó a cabo a finales de la década de los ochenta. A lo largo de este periodo de casi veinte años y, basándonos en la experiencia de Mono y Albosa en las más de 500 instalaciones en toda Europa, hemos recopilado una serie de normas a tener en cuenta a la hora de proyectar una instalación con tratamiento de fangos deshidratados.

El fango deshidratado es un fluido cambiante en su comportamiento y por tanto la bomba que debe manejarlo debe de ser considerada como “bomba de proceso”. Es por este carácter cambiante que los factores de seguridad a conjugar habrán de ser lo más amplios posible.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *